Saturday, June 24, 2017

Si los clientes preguntan, no les digan la causa del cierre

'Si los clientes preguntan, no les digan la causa del cierre'
La orden que recibieron los trabajadores de una popular cafetería estatal
Jueves, junio 22, 2017 | Fernando Donate Ochoa

HOLGUÍN, Cuba.– Ha transcurrido casi un mes desde que el concurrido café
Las Tres Lucías de esta ciudad, a 700 kilómetros de la Habana, cerró
misteriosamente sus puertas.

Una escueta nota colocada en la fachada informa que por reparaciones la
instalación no está brindando servicio, algo que llama la atención a los
lugareños porque el local fue remodelado hace poco más de un año.

"Si los clientes preguntan, no les digan la causa del cierre", así se
les exigió a los trabajadores del lugar en una reunión con los
directivos, dice a CubaNet un dependiente bajo identidad reservada, por
temor a ser despedido.

El techo del local es de tejas criollas y su construcción se remonta
hacia principios del pasado siglo. "Las vigas de madera que la sostienen
están muy deterioradas y existe peligro de derrumbe", comenta el empleado.

El problema se descubrió fortuitamente cuando la luz del sol penetró por
el falso techo. "Si eso no sucede, el local continuaría abierto y el
techo se hubiera derrumbado provocando pérdidas materiales y de vidas
humanas", puntualiza.

Con diez años de servicio ininterrumpido, la instalación fue objeto de
una amplia restauración para ser reinaugurada el 20 de octubre del 2015,
en saludo al día de la cultura cubana.

En esa ocasión, durante la confección del proyecto constructivo, los
especialistas no incluyeron la reparación del techo del establecimiento,
aunque se sabía de antemano el deterioro del mismo. "Eso llevaría mucho
tiempo y la idea era entregar el trabajo el día de la cultura cubana, y
de paso, dar la imagen de una ciudad que rejuvenece", confiesa a
CubaNet, en anonimato, un arquitecto de Umbrales, la empresa que llevó a
cabo la restauración.

A la reinauguración del local asistió Luis Antonio Torres Iribar, la
máxima autoridad comunista de la provincia, quien elogió el trabajo de
remodelación por devolverle la lozanía al "querido y emblemático lugar".

Hasta hoy, y después del precipitado cierre, se desconoce la fecha de la
reapertura del café Las Tres Lucías. Las obras constructivas no han
comenzado producto a un enrevesado proceso burocrático que transcurre
entre un dictamen técnico, una solicitud de proyecto, un permiso a las
entidades consultoras y la firma del contrato con la empresa que
suministrará la madera.

"Si esta cafetería fuese privada ya estuviera abierta", dijo un joven
que pasaba por el lugar.

Algo similar le sucedió a otro sitio gastronómico del Estado y
representativo de la ciudad. Se trata del Rincón del Guayabero, un
céntrico club nocturno que, después de años de abandono, fue
reinaugurado el 29 de diciembre de 2014.

Sin embargo, los 800 mil pesos invertidos para rescatar el lugar no
fueron suficientes y a solo tres años de su reapertura, el local volvió
a cerrar por filtraciones de agua.

La empresa estatal Umbrales, que también se encargó del proyecto, no
realizó un buen trabajo en el rescate del inmueble.

"La mala calidad constructiva hizo que se levantara el piso y comenzara
a penetrar el agua de los manantiales subterráneos", asegura un
constructor que se identifica como Carlos, integrante de una cooperativa
no agropecuaria de la construcción que se encargó de las labores de
restauración del local.

Después de su reinauguración, los trabajadores y clientes del Rincón del
Guayabero, sitio atípico en la ciudad por prestar servicio en un sótano
situado en la calle Miró, elogian la labor realizada por estos
trabajadores del sector privado.

Source: 'Si los clientes preguntan, no les digan la causa del cierre'
CubanetCubanet -
https://www.cubanet.org/mas-noticias/si-los-clientes-preguntan-no-le-digan-la-causa-del-cierre/

Cebar pollos con confidencialidad, ¡qué cosas!

Cebar pollos con confidencialidad, ¡qué cosas!
ELÍAS AMOR | Valencia | 24 de Junio de 2017 - 08:40 CEST.

Parece una guasa cubana, pero no lo es. Asombroso. Es una información
publicada en Juventud Rebelde que anuncia, a bombo y platillo, que "las
posibilidades de reanudar la ceba de pollo en Cuba están cercanas
gracias a acuerdos de confidencialidad con firmas extranjeras", según
fuentes del Departamento de Producción de la Dirección Avícola del Grupo
Ganadero, adscrito al Ministerio de la Agricultura.

Nada más y nada menos que "cebar pollos" con uno de los proyectos
incluidos en la famosa "cartera de oportunidades para la inversión
extranjera" que más de uno sigue intentando comprender, dada la
complejidad de los asuntos que se plantean en la misma. Al parecer, el
proyecto tiene como objetivo "un módulo de 10.000 toneladas de carne de
pollo o un poco más anualmente" (qué más da la cifra definitiva, tal vez
lo menos importante sea la cantidad exacta) y "que puede replicarse en
nueve empresas del país".

Según se afirma en Juventud Rebelde, y perdonen mi ignorancia, "el pollo
se ceba con una tecnología moderna a nivel mundial, por lo que para que
Cuba pueda competir con grandes productores, como EEUU y Brasil, tiene
que hacerlo con eficiencia; de lo contrario no sería viable desde el
punto de vista económico". Sorprendente. Cuba compitiendo a nivel
internacional en ceba de pollos.

La pregunta que surge, de forma inmediata, es: ¿pero acaso en Cuba no ha
existido un interés hasta ahora por la ganadería avina? La respuesta la
saben los cubanos. Con el racionamiento, el cuarto de pollo al mes daba
para estirarlo en varias comidas, y cuando se acababa, que era pronto,
había que resolver. Ahora, el régimen quiere superar el absurdo
racionamiento con un proyecto de inversión extranjera. Es como asumir
que en Cuba es imposible producir carne de ave para alimentar a la
población y lo que sobre, exportarlo. No. Es justo lo contrario. El
régimen comunista no creó incentivo alguno para promover la producción
de alimentos y la libre elección de los cubanos.

Antes de 1959 había pollo en Cuba para dar de comer a toda la población
y sobraba. Después se agotó. Pregúntense por qué. El régimen castrista
estaba en otras cosas. Ustedes ya saben, pero ahora, en 2017, y con la
situación económica en el límite, ya no se puede jugar más al bueno y al
malo. A ver cómo sale la operación.

De momento se lo están tomando con interés, a tenor de la información de
Juventud Rebelde. Parece que "se han firmado acuerdos de
confidencialidad y trabajo con varias empresas extranjeras, pues estos
emprendimientos se acometerán en sociedades mixtas".

Perdonen mi ignorancia, pero no sabía que para cebar aves se necesitara
"confidencialidad". No son células madre, ni tecnología disruptiva de la
cuarta revolución industrial: es cebar pollos para producir carne
suficiente para que la gente coma lo que quiera y cuando quiera, a
precios competitivos. ¿Es tan difícil hacer las cosas con normalidad en
la economía castrista?

A mí no me cabe la menor duda que Cuba cuenta, como se señala en
Juventud Rebelde, con técnicos y profesionales de gran experiencia en
esta actividad; así como con instituciones especializadas en
Investigaciones avícolas con más de 40 años de experiencia. Cuenta,
además, con una Empresa de Genética Avícola, surgida como parte del
Combinado Avícola Nacional, en 1964; y áreas con infraestructura
logística como viales, electricidad, pozos, cisternas y otras garantías.
Además, "aunque todas las provincias tienen experiencia para realizar la
referida actividad, pues en la década de los 80 del pasado siglo en el
país se producían cerca de 120.000 toneladas de carne de ave
anualmente", existe más concentración en unas que en otras, en función
de las plantas de incubación disponibles.

Sin embargo, lo que le falta a la economía cubana es espíritu de
empresa, libertad económica, derechos de propiedad privada y, por lo
mismo, menos injerencia del Gobierno en la economía. En definitiva, para
que un sector cualquiera de la economía cubana pueda funcionar hace
falta asumir que ese es el modelo que funciona como en el resto del
mundo, y no esa maraña de burocracia ineficiente que es el castrismo.

¿Cuándo se darán cuenta y despertarán de la pesadilla? No hay
alternativa. La economía tiene unas reglas que se tienen que se deben
conocer y cumplir. Las empresas mixtas que quieren crear con el objetivo
de sustituir las importaciones de más de 1.000 toneladas anuales de ese
producto que actualmente realiza el país son solo una pequeña gota que
no derrama el vaso. Hay que ir a más.

Este artículo apareció en el blog Cubaeconomía. Se reproduce con
autorización del autor.

Source: Cebar pollos con confidencialidad, ¡qué cosas! | Diario de Cuba
- http://www.diariodecuba.com/cuba/1498247368_32078.html

Wednesday, June 21, 2017

Cuba: Solo 5.7 % de la población cuenta con servicio de agua las 24 horas

Cuba: Solo 5.7 % de la población cuenta con servicio de agua las 24 horas
Posted on 19 Junio, 2017
Por Daniel Benítez

Poseer el servicio de agua corriente las 24 horas en Cuba es un lujo
reservado para solo el 5.7 por ciento de la población de un país de más
de 11 millones de habitantes.

Las cifras reveladas por el Instituto Nacional de Recursos Hidráulicos
reflejan que 654,001 personas en 2016 contaron con la presencia de
agua en sus hogares a cualquier hora del día, un número menor que en
2015 cuando el beneficio se extendió a 1,036,686 consumidores.

Con servicio diario, las estadísticas revelaron beneficiados a 3,126,469
cubanos, mientras 2,097,965 solo tuvieron la oportunidad de almacenar el
agua cada tres o más días.

Según un artículo publicado recientemente el diario Juventud Rebelde la
sequía afectó el rendimiento del tiempo de servicio en comparación con 2015.

Severa escasez

La severa escasez de agua en Cuba por falta de lluvias ha obligado a
buscar ayuda de capital extranjero para la inversión en el sector
hidráulico con donaciones provenientes de países de distintas regiones
del mundo, principalmente del Medio Oriente, y prestamos a mediano y
largo plazos.

Sin embargo, la situación de las redes también es crítca debido a su
envejecimiento, deterioro y falta de mantenimiento, lo cual provoca que
se pierda el 44 por ciento del agua que circula por el sistema de redes.

La situación se ha complicado este verano tras la rotura de la
conductora hidráulica de la Cuenca Sur, que dejó sin servicio de agua
por varios días a más de 852,000 habitantes de seis municipios de La
Habana. Se trata de la más grave rotura en los conductos hidráulicos en
más de 20 años.

La Habana Vieja y Centro Habana, los municipios más pobladas de la
capital cubana, quedaron con el suministro de agua totalmente cortado,
lo que provocó una situación irritante entre la población.

Necesidad de inversionistas

Desde el punto de vista del herraje necesario para evitar fugas en
hogares y centros de trabajo, tampoco el panorama es halagüeño. Se
calcula que para reparar todo los salideros y escapes se necesitan unos
ocho millones 200 mil unidades de herrajes sanitarios, de los cuales más
de seis millones urgen en el sector no estatal.

Esto ha obligado a La Habana a buscar con premura inversionistas
foráneos. Un proyecto de una fábrica para la producción de grifos de
distintos tipos y valorada en $15 millones de dólares se ha puesto sobre
la mesa en la Zona Especial de Desarrollo del Mariel. Hasta el momento
no ha trascendido si hay potenciales interesados en una empresa mixta
que tendría como contraparte cubana a GESIME.

Se exige que esa planta sea de última generación en la fabricación de
herajes de todo tipo.

Cifras del Ministerio de Comercio Interior reflejan que en 2015 se
importaron dos millones de artículos de esa rama para su
comercialización en tiendas recaudadoras de divisas.

Source: Cuba: Solo 5.7 % de la población cuenta con servicio de agua las
24 horas - Cafe Fuerte -
http://cafefuerte.com/cuba/30926-cuba-solo-5-7-la-poblacion-cuenta-servicio-agua-las-24-horas/

How to get off the eaten track in Santiago de Cuba

How to get off the eaten track in Santiago de Cuba
A trip to Santiago de Cuba should start with dinner at a paladar
(family-run restaurant) and end with drinks on the roof of the Hotel
Casa Granda.
By JENNIFER BAIN Travel Editor
Wed., June 21, 2017

SANTIAGO DE CUBA, CUBA-Ramon Guilarte welcomes us to his home and
restaurant with a cocktail full of vitamin R. Will it be a Cuba Libre,
rum and cola, or Estacazo, rum and lemonade? Rum is ridiculously cheap here.

Esta Caso seems more fun, thanks to our host's animated explanation
(some of it lost in translation) about how drinking this is like getting
whacked with a stick. As we dig into platters of mango, papaya and
pineapple, Guilarte opens a bottle of rum and pours a little on the
ground as an offering to the saints for good luck, and then asks us each
how big a "stick" we want in our drinks.

"Don't expect a common restaurant," he warns with a theatrical flourish.
"Everybody that comes to the restaurant is a friend. I think it's
important that you feel like home — and these are not empty words."

La Fondita de Compay Ramon is a paladar, a family-run restaurant that
boosts the economy and gives tourists and locals the chance to connect.
At this farm-themed paladar we sit in cowhide "taburete" chairs found in
typical farms and our host is dressed like a traditional farmer.

In between a stunning red kidney bean soup and unpretentious platters
full of rice, pork, cabbage, shrimp, chicken and plantains, we learn
that Guilarte is a painter and empty nester with two daughters and two
grandchildren.

"Painting, and the life of a painter, is very lonely. Painting is
totally opposite to this business." He opened Compay Ramon in 2012 in
the Ferrerido neighbourhood of Cuba's second largest city. His
neighbours don't mind the nightly commotion, maybe because they often
get to share the leftovers.

"Best food in Cuba," according to "the Intrepid Group" in one of the
many accolades scrawled artfully on the wall and dated Dec. 16, just
weeks after Cuban revolutionary Fidel Castro died and weeks before my
first visit to Canada's favourite Caribbean island.

You'll find plenty of online accolades for our enthusiastic host. "Ramon
is a character," allows our Cubatur guide and translator Ricardo
Zaldivar Rodriguez, "but this is not a show."

I duck down the hall into the tiny kitchen to meet Guilarte's smiling
wife Mayra Gayoso Romaguera and her helper, who is washing dishes by
hand. I peek at a modest bedroom.

My first night in Cuba ends with a stewed green papaya dessert and
Guilarte showing how to roast coffee beans and brew coffee the
traditional way and then sharing a cigar.

Santiago de Cuba, with half a million people, is often described as "the
hottest city in Cuba" because of its temperature and charm.

We cram a lot into a whirlwind day — historic sites like the Santa
Ifgenia cemetery, where Castro's ashes are marked by a large rock from
the Sierra Maestra mountains, and where national hero/poet Jose Marti
has an elaborate mausoleum. People bring them red and white roses
respectively.

We hit Antonio Maceo Revolution Square, a former fort/prison called
Castillo de San Pedro de la Roca, and a Catholic church with a sacred
Virgin of Charity statue called El Cobre near a copper mine. I buy a
bundle of copper-tinged rocks from a guy in the parking lot.

Cubans make the most of what they are given. There is virtually no waste
here — public garbage cans are nearly always empty.

I'm more curious about the present than the past and so relish the
chance to wander down Calle Enramada, a pedestrian street where I don't
have time to join the lineup for hot churros.

"If you don't mention this street name," says Rodriguez, "it might be
said that you have never been to Santiago de Cuba."

At La Barrita Ron Caney, a bar by a rum factory, I sample seven-year-old
rum, smelling it with closed eyes, tilting the glass to see the body and
holding a sip in my throat while the house band plays traditional Cuban
music.

There is music everywhere, in Plaza de Dolores, in Casa de la Trova Pepe
Sanchez, and at Tropicana, an outpost of Havana's famed cabaret.

"When we hear music, we start dancing," says Rodriguez, who sings and
dances throughout our week together.

At Restaurante Matamoros, the chef pops out of the kitchen to join the
band while we enjoy a soupy meat and vegetable stew called ajiaco. After
dinner we have coffee nearby at Café Constantin, where my Bembito Bomban
is a cheeky reference to Afro-Cuban women and combines coffee, cacao
liqueur and cinnamon.

Cuba is changing, so you will mix and match old and new.

Melia Santiago de Cuba is new, glitzy and a short drive from the
historic centre, with decent Wi-Fi (a very big deal), a pool, and a
breakfast buffet, where I wrapped thin slices of cheese around chunks of
guava paste.

In the heart of downtown, Hotel Casa Granda oozes colonial charm, with a
breezy rooftop restaurant and sweeping city views. For my last meal, I
had a Cuban sandwich (an American invention) and a local spin on
pepperoni pizza (forgive me).

It was no Fondita de Compay Ramon, but it was still equally, magically
Cuban.

Jennifer Bain was hosted by the Cuba Tourist Board, which didn't review
or approve this story.

When you go

Get there: I flew Cubana de Aviacion airlines (www.cubana.cu ) direct to
Santiago de Cuba and flew home with a stop in Camaguey. WestJet, Air
Canada, Air Transat and Sunwing all fly to various spots in Cuba.

Get around: It's easy to take taxis around Santiago de Cuba, but if you
have a driver and guide (like I did with Cubatur), you'll have the bonus
of a translator/fixer.

Stay: I stayed at the modern Melia Santiago de Cuba (melia.com).

Eat: Find La Fondita de Compay Ramon on Facebook.

Know: You can only buy Cuban convertible pesos (CUC) in Cuba and can't
exchange them at the end of your trip. Get them at the airport and
foreign exchange shops. Wi-Fi is limited to public squares and some
hotel lobbies. Buy a 60-minute Wi-Fi card for 2 CUC (about $2.75
Canadian) at the airport or your hotel. North American plugs don't work
so bring an adaptor for the European 220-volt system.

Source: How to get off the eaten track in Santiago de Cuba | Toronto
Star -
https://www.thestar.com/life/travel/2017/06/21/how-to-get-off-the-eaten-track-in-santiago-de-cuba.html

Tuesday, June 20, 2017

Ni Cristal ni Bucanero: ¿Dónde están las cervezas nacionales?

Ni Cristal ni Bucanero: ¿Dónde están las cervezas nacionales?
Sale más barato importarel producto que producir dentro del país
Martes, junio 20, 2017 | Ernesto Pérez Chang

LA HABANA, Cuba.- A pesar de que, durante varios años, la frase "Lo mío
primero" fue estampada en los envases de algunas bebidas de producción
nacional, bajo una política que buscaba promover el producto local por
encima de lo importado, en la actualidad al parecer se ha optado por no
hacerla demasiado visible.

Cervezas de las marcas Bucanero y Cristal, esta última calificada, por
la propia empresa estatal que la produce como "la preferida de Cuba",
han terminado por desaparecer frente a la avalancha de otras cervezas,
importadas, que incluso son vendidas a precios inferiores que las
producidas en la isla.

Cada día se hace más difícil encontrar Cristal o Bucanero en los
mercados, bares y restaurantes de Cuba. En cambio, marcas como
Presidente, fabricada en República Dominicana, o Sol, de procedencia
mexicana, por ejemplo, abarrotan las neveras y estanterías de nuestros
comercios.

En los centros expendedores del sector minorista estatal pocos pueden
ofrecer una explicación que vaya más allá de lo especulativo. La mayoría
alega que las fábricas están cerradas o que no hay materia prima; otros
aluden a la escasez de agua en las provincias donde se producen estas
bebidas. Pocos concuerdan en establecer la verdadera causa de la
desaparición de las cervezas nacionales frente al aumento de las importadas.

Sergio Galindo, administrador del centro recreativo Las Palmas, en
Arroyo Naranjo, comenta que en lo que va de año le ha sido muy difícil
conseguir cervezas nacionales en los almacenes que abastecen su local.
En cambio, ha adquirido sin ninguna dificultad, grandes cantidades de
otras marcas como Heineken, Bavaria, Hollandia, Sol y Presidente.

"Todo lo contrario a años anteriores. Ahora tengo en el almacén cien
cajas de Presidente y unas ochenta de Sol. La semana pasada solo pude
conseguir treinta cajas de Cristal que se me acabaron en menos de dos
horas. La Bucanero en estos días ha sido más difícil encontrarla, sobre
todo la de botella. Antes era al revés. Tenía como veinte cajas de
Heineken y una estiba completa de Cristal y Bucanero. (…) Lo que me han
dicho es que hay cerradas dos fábricas y que hay problemas con los
envases de aluminio, pero lo cierto es que nadie sabe en verdad lo que
sucede", explica Galindo.

Una funcionaria de la empresa Bucanero S.A., consultada vía telefónica
por CubaNet, aseguró que no ha habido problemas con la producción de
cervezas, aunque no quiso ofrecer detalles sobre los niveles de
producción actuales con respecto a años anteriores, no obstante, aseguró
que ha habido un notable incremento en la demanda, así como se ha
comprobado deficiencias en la distribución.

Por otra parte, fuentes consultadas por CubaNet pertenecientes al
Ministerio de Comercio Exterior concuerdan en asegurar que la escasez de
cervezas Cristal y Bucanero se debe a la diferencias entre los costos de
producción de las nacionales con respecto a los precios de adquisición
de otras marcas en el mercado internacional.

"El precio de muchas cervezas importadas está muy por debajo de los
precios de producción de la Cristal o la Bucanero. Por ejemplo, la
botella de Presidente se adquiere a 38 centavos (de dólar
estadounidense); la Sol está por los 35 centavos, no más que eso,
mientras que una lata de Cristal cuesta unos 55 centavos tan solo
producirla, a veces más si tenemos en cuenta la producción", asegura una
de las fuentes, que no desea revelar su identidad.

Licet Entenza, funcionaria del Ministerio de Comercio Exterior, también
ofreció una explicación a lo que está sucediendo: "Hace algunos años
muchas bebidas importadas se adquirían a través de firmas
intermediarias, eso se reflejaba después en los precios, ahora la compra
es directa y se importan grandes volúmenes ya que la demanda interna es
muy alta y la producción nacional no es suficiente. (…) Ha habido
problemas con la tecnología en las fábricas, con la materia prima, es
cierto, pero aun así los volúmenes de producción no satisfacen la
demanda. (…) Se han encontrado ofertas en el mercado internacional con
precios muy buenos, por debajo de los 30 centavos por unidad; nada
comparable con los precios de producción en Cuba".

Mientras tanto, en los comercios de la isla, quienes prefieren el
producto nacional al importado o que no se explican que el nuestro
cueste más que el foráneo, continúan tras una explicación sobre un
fenómeno que, bajo la política oficial de sustituir importaciones,
pareciera una verdadera burla.

Source: Ni Cristal ni Bucanero: ¿Dónde están las cervezas nacionales?
CubanetCubanet -
https://www.cubanet.org/actualidad-destacados/ni-cristal-ni-bucanero-donde-estan-las-cervezas-nacionales/

Monday, June 19, 2017

En medio de la crisis del agua en La Habana, los hoteles derrochan lo que a los vecinos falta

En medio de la crisis del agua en La Habana, los hoteles derrochan lo
que a los vecinos falta

Mientras en hoteles de La Habana Vieja no hay escasez de agua,
residentes a pocos metros de esas instalaciones enfrentan serias
dificultades para abastecerse.
La escasez de agua en la capital cubana y las dificultades que enfrentan
los residentes para obtenerla contrasta con la de los hoteles, "donde no
falta" el preciado líquido, aseguran residentes en la capital.

Ni el periodista independiente Mario Hechavarría, ni sus vecinos
residentes en La Habana Vieja, entienden por qué en el Hotel Saratoga no
falta el agua, mientras que en su edificio de 8 pisos pasan serias
dificultades para obtenerla.

"En mi edificio nos están abasteciendo con pipas, pero no es suficiente
para tantos apartamentos", explicó Hechavarría.

Otro capitalino, Pablo Morales, dijo que esos contrastes también se dan
en el área donde está el recién inaugurado Hotel Gran Manzana Kempinski,
también en La Habana Vieja, donde "no falta el agua", ni siquiera para
la lujosa piscina, mientras en los barrios aledaños los vecinos hacen
malabares para conseguir el preciado "cubito" de agua.

Para María López, la única explicación que tiene el problema de la falta
de agua es que las autoridades estatales priorizan los hoteles, mientras
que la ciudadanía sigue siendo la más afectada.

El suministro del agua en la ciudad varía de una zona a otra. Algunos
barrios reciben agua todos los días en determinados horarios. Otros, la
mayoría, en días alternos. Y en diferentes barriadas de las afueras, el
abasto es de tres o cuatro días.

Roturas en las líneas de suministros de agua en la capital afectaron
drásticamente durante varios días a territorios como Guanabacoa, San
Miguel del Padrón, Regla y Alamar.

El precio de los camiones cisterna, la única opción ante la interrupción
del servicio regular, aumenta en la capital en dependencia de la
escasez, y "una pipa que suele pagarse a 30 CUC puede llegar hasta 50",
advierte el periodista Iván García.

(Redactado por Idolidia Darias, con reporte de Adriel Reyes)

Source: En medio de la crisis del agua en La Habana, los hoteles
derrochan lo que a los vecinos falta -
https://www.martinoticias.com/a/cuba-escasez-agua-para-ciudadania-contraste-servio-en-hoteles/147221.html

Three “Paladares” Closed Were Among The Best Restaurants In Havana

Three "Paladares" Closed Were Among The Best Restaurants In Havana

14ymedio, Luz Escobar, Havana, 16 June 2017 – The closure of three
private restaurants in Havana last week has sparked doubts among owners
of food service businesses. The fact that the three paladares – private
restaurants – were rated "excellent" on Trip Advisor, one of the most
important travel sites on the web, has fueled fears that the authorities
are acting against the more prosperous businesses.

The police closed El Litoral, Dolce Vita and Lungo Mare, all located in
the Vedado neighborhood, after a high-profile operation and the seizure
of many goods, 14ymedio was able to confirm.

Alejandro Marcel Mendevil, the visible face of El Litoral, which
operates under the name of his mother, Nardis Francisca Mendivil, had
previously had legal problems when working for a company linked to the
Ministry of Tourism, according to an employee of the place who preferred
to remain anonymous. On that occasion he was "under investigation with
other employees" for an alleged diversion of resources detected in the
entity, which operated with foreign capital.

That investigation ended without charges but according to the same
employee "the suspicion clung to him that he was laundering the
embezzled money through El Litoral."

Nardis Francisca Mendivil, legal owner of El Litoral, refuses to talk to
the press so as not to harm her son, who is imprisoned in 100 and Aldabó
and subject to a warning from State Security, but she does deny the
version published by some media according to which he was the proprietor
of the three closed paladares.

"We have nothing to do with Lungo Mare," said the mother of the
detainee. Other sources stated that her son also managed that paladar at
one time, but had sold it "a few months ago."

In addition, Señora Mendival complains that it is not the first time
that they have tried to impute false crimes to her son; in the past he
was accused of the death of a police officer who, according to Señora
Mendival, shot "himself in a patrol car," a few yards from the restaurant.

The closing of the restaurants took place after an exhaustive search by
the Technical Department of Investigations in cooperation with police
forces.

The news of what happened circulated through emails in the Cubapaladar
newsletter on food service businesses. Its organizers were quick to
remove the premises from their list of recommendations and asserted that
they will never include an establishment that is "under a legal
investigation or involved in any case that violates any Cuban law."

This Thursday, an improvised sign with the word "Closed" was the only
visible sign to customers at door of number 161 Malecón between K and L
where until recently the El Litoral was overflowing with activity. The
area is now deserted.

The operation and the confiscation of numerous belongings from the
premises were the subject of comments from the whole neighborhood. "I
saw many things: air conditioners, drinks of different brands they had
in the cellar, chairs, tables, they even took the cutlery away," says a
neighbor.

According to an employee who spoke to 14ymedio, agents also took
everything that was in the basement where a new space was going to be
inaugurated for "tasting exquisite drinks and Cuban cigars."

The site, with a wide-ranging menu specializing in seafood and fish,
soon became a emblem of the new era for Cuban entrepreneurship after the
flexibilizations for the self-employed sector promoted by Raúl Castro's
Government as of 2010.

"From the moment you walked through the door, you felt that you were not
in Cuba because of the variety of dishes and the efficiency of the
service," says Grégory, a Frenchman who has visited Cuba more than a
dozen times in the past decade, where he has "two daughters and many
friends."

However, those times of bonanza and glamor seem to have ended in the
large house with a view directly to the sea.

The scene at El Litoral is repeated in the restaurant Dolce Vita,
specializing in Mediterranean food and also located on Havana's
Malecón. The restaurant, which was a bustle of waiters and customers, is
now closed, lock stock and barrel.

At the corner of Calle 1a and C, in Vedado, silence has also taken over
the outside terrace and the interior area of ​​Lungo Mare. Underneath
its distinctive red and white striped awning there is no longer the
noise of the silverware or the clinking of the glasses. "This is dead
and it will take a long time for it to rise again," jokes a newspaper
salesman who mourns the situation.

"The whole neighborhood benefited from this restaurant because many
people came and I could sell some of my newspapers at a slightly better
price," he explains.

"This happened because it stood out a lot," says Luis Carlos, a young
man who delivers agricultural products for several restaurants in the
area. "El Litoral became a reference point and many foreigners and
diplomats came," he explains. "Here they sold the best croquettes in
Havana and that's not a joke."

No other private restaurant or coffee shop owner in the area has wanted
to comment on the case.

Source: Three "Paladares" Closed Were Among The Best Restaurants In
Havana – Translating Cuba -
http://translatingcuba.com/three-paladares-closed-were-are-among-the-best-restaurants-in-havana/